• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Píldoras de bonificación gratuitas
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00 Teléfono: Llamadas Internacionales:

El vaginismo, ¿qué es y cómo superarlo? Tratamiento y solución

¿Qué es el vaginismo?

Se trata de una disfunción sexual en la mujer que se caracteriza por una contracción no voluntaria o automática (espasmos involuntarios por un acto reflejo) de la musculatura del suelo que circunda la vagina y que causa dolor durante el acto sexual e, incluso, puede imposibilitar la penetración. Obviamente, la relación de pareja se ve afectada de forma importante. Su gravedad es variable y hay mujeres que no pueden ni siquiera introducirse un tampón.

Se recomienda consultar con un sexólogo inmediatamente y no formar parte de la elevada estadística de mujeres que retardan la consulta.

No hay que confundir la dispareunia con el vaginismo, si bien ambas se caracterizan por el dolor en los genitales.

Tratamientos para el vaginismo

Se aconseja la terapia sexual. Esta incluye ejercicios para tensar y relajar voluntariamente los músculos. No hay que descartar la visita al ginecólogo para descartar alguna causa física. Es muy importante erradicar cualquier sentimiento de culpa y sentirse «sola» en el sentido de ser la única mujer que lo padece. Estas terapias suelen tener un 98 % de éxito, así pues, puede decirse que es altamente tratable y no requiere medicación ni técnicas invasivas. La clave del tratamiento se centra, de forma simplificada, en la dilatación, la gestión del dolor y la gestión de los factores emocionales, por lo que la terapia puede llevarse a cabo incluso en el hogar.

Artículo relacionado: Comprar Lovegra, la Viagra femenina, online sin receta en farmacias a buen precio

En cuanto a la dilatación, se aprenden técnicas de inserción para aprender a controlar el grupo muscular PC. Los dilatadores son una alternativa para propiciar la reacción de la musculatura de la pelvis. Así, se aprende a inhibir las contracciones involuntarias y a relajar el piso pélvico.

Solución del vaginismo, ¿cómo superarlo?

Simplemente afrontarlo y acudir al ginecólogo y al sexólogo para comenzar una terapia, de lo contrario, el problema seguramente se agravará. Contar con el apoyo de la pareja es esencial. Para evitar frustraciones, hay que decir que el tratamiento puede requerir tiempo, por lo que la paciencia y la consistencia son fundamentales. También es importante documentarse para elegir la mejor terapia y un sexólogo de comprobada experiencia, por ejemplo, parece ser que los tratamientos que incluyen la hipnosis no son tan efectivos.

Causas

La comprensión de las causas, sin duda, ayudará a la compresión de este trastorno y, consecuentemente, a superarlo.

Pueden ser físicas (se estiman que inciden en un 10 %) y psicológicas, que son las más frecuentes.

El origen físico puede deberse a un himen rígido, hemorroides, tumores pélvicos y endometriosis, entre otras.

El origen psicológico puede deberse a la ansiedad frente a la penetración, escasa educación sexual (mitos y estereotipos, por ejemplo), miedo tanto al coito como al embarazo, experiencias previas negativas (coito, consulta ginecológica, etc.), una violación, estados depresivos, baja autoestima y una pareja hostil, entre otros.

El vaginismo en números

Incide en un 1 % de la población total; constituye, junto a la dispareunia, el 20 % de las consultas sexológicas de mujeres, las mujeres que acuden a dichas consultas están en edades comprendidas entre los 16 y 66, siendo la media 32 años, y el tratamiento puede durar hasta 1 año, pero, por lo general, se requiere de un periodo mucho menor, todo depende de la complejidad de cada caso.



Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!