• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Píldoras de bonificación gratuitas
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00 Teléfono: Llamadas Internacionales:

La disfunción eréctil: ¿cuestión de edad o de vasodilatadores?

¿Sabes lo qué es la disfunción eréctil?

Simplemente es la incapacidad de poder realizar el acto sexual debido a una erección insuficiente o la dificultad de mantenerla, lo que muchos denominan impotencia.

¿Los problemas de erección son exclusivos de las de mayor edad?

Ciertamente, existe un trastorno de impotencia en la tercera edad. Debido al envejecimiento, es normal que se dé un periodo refractario más prolongado para que el pene vuelva a erectarse. Además, se necesita más tiempo para estimular el apetito por el sexo.

¿Comienza la disfunción sexual a una edad determinada?

La impotencia suele manifestarse a partir de los 40 años. Las investigaciones en el campo revelan que hasta un 30 % de los hombres puede sufrir algún tipo de trastorno de erección. Sin embargo, los problemas de erección pueden tener muchos orígenes y, por lo tanto, manifestarse a cualquier edad.

Entre los factores que suelen influir, se pueden mencionar el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardíacas, la depresión, la administración de ciertos medicamentos, entre otros. Conociendo los factores y las causas, tenemos al alcance de la mano muchas soluciones, a saber: hacer ejercicio, mantener un peso corporal adecuado, evitar el consumo de alcohol, dejar de fumar, evitar el uso de fármacos como tranquilizantes y pastillas para dormir, etc.

Los vasodilatadores

Los vasodilatadores son fármacos que «abren» los vasos sanguíneos. Entonces, es fácil imaginar que la sangre puede circular más fácilmente, con la que se facilita la erección. Cabe destacar que debe haber un estímulo para que funciones a nivel del pene, de ahí la importancia de tener un cierto control sobre la libido y el juego sexual.

Algunos fármacos usados para la impotencia son el Sildenafilo —por ejemplo, la Viagra—, el Vardenafilo —como la Levitra—, el Tadalafilo (Cialis) y el avanafil —comercialmente Stendra—.

Como todo fármaco no están exentos de efectos secundarios por lo que pueden causar enrojecimiento, jaquecas, catarro, sensibilidad a la luz, indigestión y mareos, entre otros. Ocasionalmente, algunos de los efectos revisten una mayor gravedad, por ejemplo, una erección persistente conocida como Priapismo.

Vasodilatadores naturales

Antes de optar por la radicalidad que suponen los fármacos, ¿por qué no probar con algunas alternativas naturales?

Un medicamento como la Viagra actúa en la ruta del óxido nítrico haciendo que este neurotransmisor se libere en el torrente sanguíneo, promoviendo la dilatación antes referida.

Pues existen alimentos que mejoran la presión arterial y fomentan la producción de NO, a saber: el ajo, la sandía, la granada, los jalapeños, las nueces, los pistachos, la remolacha, los arándanos, la cebolla, el chocolate negro, los cítricos, entre muchos otros.

Así como hay alimentos recomendables, también hay los que se deben evitar, por ejemplo, el azúcar refinado, edulcorantes, un exceso de patatas, un exceso de soja, el alcohol, las bebidas gaseosas, por nombrar solo algunos.

No hay que olvidar que ciertos hábitos como el ejercicio regular y dormir lo suficiente también ayudan a evitar los problemas de erección. No permitas que tu autoestima se erosione por problemas de erección y revisa tus hábitos para asegurarte de que llevas una vida sana.



Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!