• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Píldoras de bonificación gratuitas
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00 Teléfono: Llamadas Internacionales:

La dispareunia femenina: Cómo tratar el dolor en las relaciones sexuales

“Dispareunia” y “coitalgia” son palabras que no están reconocidas en el diccionario de la lengua española, pero su significado es muy real. Se trata del dolor durante o después del coito, tanto en hombres como en mujeres. En este artículo nos centraremos en la dispareunia femenina para explorar sus causas posibles y su tratamiento. Spoiler: a veces la solución es tan simple como aplicar un lubricante.

Qué es la dispareunia femenina

A menudo se confunde con el vaginismo, pero son cosas distintas. El segundo concepto se refiere a los espasmos involuntarios de los músculos vaginales. En esta situación, la penetración es totalmente inviable. 

Artículo Relacionado: Comprar Lovegra, la Viagra femenina, online sin receta en farmacias a buen precio

La dispareunia se manifiesta de distintas maneras, pero en todas ellas se produce dolor o irritación. Sus efectos pueden prolongarse más allá del acto sexual.

Las causas de la dispareunia

Cualquier factor que dificulte la penetración va a ocasionar irritación en los órganos genitales de ambos, pero el cuerpo de la mujer tiene más boletos para sufrirla. Estos son los más habituales:

  • El postparto. Cuando una mujer da a luz, no tiene ganas de fiesta durante un tiempo. Especialmentes si ha sido necesario practicar una episiotomía (la cesárea, para entendernos).
  • La endometriosis. Esta afección puede resultar dolorosa antes, durante y después de la menstruación. En estas circunstancias, nadie está en su mejor momento para mantener relaciones sexuales con penetración.
  • Infecciones urogenitales. Estas dolencias afectan al órgano reproductor y urinario.
  • Otras patologías. Las inflamaciones en la pelvis, la anovulación (la ausencia de óvulos) o la hiperprolactinemia (el exceso de producción de leche materna tras el parto).
  • Agentes externos. A veces, el uso de espermicidas y/o jabones para la higiene íntima pueden producir laceraciones.
  • La menopausia. Los cambios hormonales suelen provocar la escasez o falta absoluta de lubricación.

La dispareunia y su tratamiento

Como siempre, antes de iniciar un tratamiento es necesario un diagnóstico médico previo, para atacar el problema de raíz. El uso de medicamentos está supeditado a las indicaciones de los/las profesionales de la ginecología. Estos son los más frecuentes:

  • Ospemifeno. Se suministra en forma de comprimidos, y se usa habitualmente para mitigar el daño en mujeres que han cruzado el umbral de la menopausia, con lo que esto conlleva: sequedad vaginal y niveles bajos de estrógeno. Su uso puede tener efectos perjudiciales, algunos de ellos potencialmente graves, que hay que valorar previamente.
  • Prastosterona. De nuevo se trata de un medicamento para tratar los efectos de la menopausia. Es una cápsula que se introduce en la vagina. Está compuesta por esteroides para compensar la falta de estrógenos.

Otros remedios contra el dolor durante el coito

El consejo más sabio es el de acudir al ginecólogo para comprobar si el problema está originado por factores fisiológicos o psicológicos. Puede tratarse del vaginismo de origen emocional, en cuyo caso lo mejor es consultar con expertos/as en sexología.

También puede ocurrir que el foco de esta dolencia tenga una causa tan vulgar como una lubricación deficiente. En ocasiones es suficiente con dedicar más tiempo a los preliminares para “engrasar la maquinaria” antes de la penetración. Cuando esto no funciona, siempre podemos recurrir a los productos lubricantes. Los hay de todos los gustos… y sabores.



Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!