• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Píldoras de bonificación gratuitas
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00 Teléfono: Llamadas Internacionales:

Mitos sobre la sexualidad y las relaciones sexuales

A pesar de los progresos, las reivindicaciones y la facilidad de acceder a la información, históricamente da la impresión de que ocurren ciclos de involución donde se vuelve atrás en materia de sexualidad, no escapando el momento actual en el que vivimos a ese fenómeno.

En pleno siglo XXI, siguen existiendo innumerables leyendas sobre el sexo; como consecuencia, son muchas las parejas que no pueden disfrutar plena y naturalmente de sus relaciones, lo que a su vez conlleva a frustraciones que pueden dar lugar a trastornos y crisis.

Algunos mitos sobre la sexualidad y la relaciones sexuales. Falsas creencias

Son dos los tipos de orgasmo en la mujer: el vaginal y el clitoral. En realidad, el clítoris siempre es el responsable del orgasmo; puede haber orgasmo sin penetración y durante la penetración, lo que sucede es que el miembro roza el clítoris, estimulándolo.

Solo los hombres se masturban o lo hacen cuando no están satisfechos de su pareja. Son muchas las mujeres que saben disfrutar del onanismo sin sentir vergüenza. Masturbarse no es absolutamente indicativo de falta de satisfacción con la pareja.

El apetito carnal de las mujeres es menor en comparación al de los hombres. Es falso. Esta creencia hace que muchos hombres no puedan negarse ante una invitación al coito, dándose en consecuencia encuentros frustrantes.

Artículo relacionado: Aquí te decimos como conseguir Viagra genérico online sin receta a un excelente precio

El hombre tiene toda la responsabilidad de la satisfacción de la mujer. Pura ficción. Los bloqueos psicológicos, la educación, la originalidad, la frecuencia, la ansiedad, la ira, la depresión, la culpa e infinidad de otros factores afectan por igual el desempeño de los chichos y las chicas.

La virginidad se prueba con la presencia de himen. Un cuento más. Hay mujeres que nacen sin esta membrana. Además, hay hímenes de tales características que no se rompen con la penetración y persisten hasta el momento del parto.

El tamaño importa. Otra leyenda urbana. No hay fundamento científico alguno a no ser que sea una cuestión de fetiche.

La lista de invenciones como las anteriores sería interminable, lo importante es documentarse y consultar a los expertos para evitar frustraciones, trastornos y crisis.

En vez de enfocarnos en las falsas creencias, deberíamos tener una mejor disposición a la exploración y a disfrutar de ella, eso sí, siempre que sea saludable y con buenos hábitos de higiene. Olvida los prejuicios, explora tu cuerpo, confía en tu pareja (sin ser un mero objeto) y relájate. No te supedites a horarios, experimenta los juegos de rol, no te limites a la cama (los escenarios son infinitos), no te olvides de las caricias, recurre a tus fantasías, incorpora juguetes, hecha mano de lencería erótica, acompaña el coito con un poco de porno, etc. La imaginación no tiene límites, si te aburres es porque quieres. Incluso puedes revivir la pasión con tu pareja de hace 20 años.

Por último, para las mentes matemáticas y los apasionados de los datos curiosos:

  • Un individuo puede llegar a eyacular unas 7200 veces a lo largo de su vida.
  • El semen puede alcanzar una velocidad de 45 km/h cuando se produce clímax.
  • En promedio, son 11 las erecciones que un hombre puede tener durante el día y 9 durante la noche.
  • La eyaculación femenina existe. Solo entre el 10 y el 40 % de las mujeres experimentan esta «bendición» que puede tener un volumen de entre 30 y 150 ml por orgasmo.


Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!