• Oferta de bienvenida para todos
  • Hasta 30% de descuento
  • Píldoras de bonificación gratuitas
Teléfono Teléfono
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00 Teléfono: Llamadas Internacionales:

Varicocele: grados, síntomas, causas y tratamiento

Varicocele es el término usado para referirse a un agrandamiento de las venas del escroto y su ocurrencia puede ser la causa de una disminución de tanto la producción como de la calidad del semen, y también causar esterilidad. Para simplificar, un varicocele se parece a una varice, pero en lugar de presentarse en las piernas, aparece en los testículos.

Los varicoceles, en lugar de afectar la capacidad de producir esperma, pueden, en su lugar, hacer que lo testículos no se desarrollen debidamente e, incluso, que se encojan.

Síntomas asociados a los varicoceles

La mayoría de las veces son fáciles de diagnosticar e, incluso, no requieren tratamiento, pero sobra decir que quien lo decide es el especialista.

Suelen ser asintomáticos y no causar dolor. Debido a esto, se suelen detectar por casualidad cuando se hace una prueba de fertilidad o una exploración física rutinaria. Se hacen más evidentes con el paso del tiempo, llegando a inflamarse los testículos, por lo general, el del lado izquierdo.

Si sientes dolor, observas una hinchazón o te percatas de un bulto en el escroto consulta con tu médico. Hazlo igualmente si tienes problemas para concebir.

Artículo relacionado: Aquí te decimos como conseguir Viagra genérico online sin receta a un excelente precio

Un médico podrá hacer la confirmación pertinente mediante palpación o un ultrasonido. Para un diagnóstico con una fiabilidad del 100 %, se recomienda una ecografía de Doppler para poder ver con claridad las llamadas venas varicosas peritesticulares sin peligros de radiación, por lo que se puede efectuar tantas veces como sea necesario.

Causas del varicocele

No se conocen a ciencia cierta, sin embargo, muchos expertos son de la opinión que se forman cuando las válvulas de las venas del cordón espermático impiden o dificultan el flujo normal de sangre y es precisamente esa acumulación que provoca el ensanchamiento de las venas que puede llegar a tales niveles que dañan los testículos, afectando la fertilidad.

Por lo general, los varicoceles son más frecuentes en los hombres entre los 15 y los 25 años (con una incidencia entre el 8 y el 23 %, aumentando hasta el 40 % cuando hay problemas de fertilidad) y cuando aparecen repentinamente en hombres de más edad, puede deberse a un tumor renal bloqueando el flujo sanguíneo hacia la vena en cuestión.

Tratamiento del varicocele

Como ya se ha mencionado precedentemente, cuando no hay síntomas, por lo general, no se requiere tratamiento. En caso de necesitarse tratamiento, el objetivo de este es sellar la vena dañada y desviar el flujo sanguíneo a las venas en buen estado. Al hacerlo, es posible mejorar la calidad del semen e, incluso, suponer una solución para la fertilidad.

Algunos de los métodos son, a saber: la cirugía abierta (la realiza un urólogo), la c. laparoscópica y la embolización percutánea (la realiza un radiólogo vascular e intervencionista). La cirugía abierta es la que requiere más tiempo de recuperación debido a que la cicatrización es más lenta. En general, se puede volver a una vida normal transcurridos unos 10 días. Todas las técnicas quirúrgicas mencionadas tienen un alto grado de éxito, reportándose una recidiva en menos de un 15 % de los casos.

Si hay dolor e inflamación, el urólogo puede recetar algún analgésico como el ibuprofeno y recomendar el uso de suspensorios.



Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!